“Uno de los dos elementos comunes a las cinco imágenes expuestas es su localización, todas han sido tomadas en el Barrio de Ruzafa de la ciudad de València, España; aunque, quizá indistintamente, podrían pertenecer a cualquier otro ensanche en alguna otra capital de provincias europea. El otro es más sustancial: todas son producto de la mirada selectiva, algo estrábica, de un pintor; capturadas durante varios paseos, derivas entre la retícula urbana, su valor se supone estético -color, luz, textura, y posproducción para forzar la composición dinámica con el formato-, pero también son metáforas visuales: apuntes sobre el cambio perpetuo e inherente a la ciudad moderna que se construye/ destruye así misma.

Las fotografías registran mi interés por la vívida transformación del medio urbano; enfocan la superficie externa, la última capa de mortero que protege al muro y comunica su estado, sus síntomas, como la epidermis de un enfermo; físicamente sobre ella se pinta, se escribe, se publicita, se orina…ese color espeso, gesto gráfico y papel pegado, como la masa quebrada de un milhojas, es el material con el que fabricamos nuestra ilusión. Sin dejar de caminar.

Juan Canales, octubre de 2019”